Descubrimos la MBFWM desde dentro

D

Álvaro Perez es estudiante de periodismo y amante de la moda. Aunque otros años ha asistido a la MBFWM como público, este año ha tenido la suerte de vivirlo desde dentro. Esto ha sido lo que nos ha contado sobre su experiencia.

-¿Cual ha sido tu labor estos días?

He colaborado como ayudante de Clara Courel, la presentadora de la televisión oficial de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. De modo que mis labores han sido muy variadas: desde permanecer en el set de TV para supervisar que Clara estuviese atendida en todo momento, hasta realizar viajes relámpago al backstage para ir a por vestidos, notas de prensa, etc. O entrar a la pasarela para tomar nota de quiénes asistían al “front row”.

– ¿A que diseñadores has conocido o con cuáles has tenido el placer de hablar?

Los días previos antes del desfile, tuve la oportunidad de conocer (en sus respectivos ateliers) a Juanjo Oliva, Ana Locking, Jorge Vázquez, Juan Duyos y a Antonio Burillo y Juan Carlos Fernández (de The 2nd skin co.). También durante la semana de la moda o en ocasiones anteriores pude charlar con Juan Vidal, Ion Fiz, David Delfín y Ulises Mérida.

-¿Cómo se organiza el backstage de la MBFWM? ¿es tan caótico como podemos pensar?

La primera sensación que tuve cuando entré allí es de que estaba en un laberinto donde modelos, equipos de vestuario y de belleza correteaban por sus pasillos. Pero es un lugar muy curioso y donde cada uno sabe perfectamente cuál es su labor. Cada diseñador tiene asignado un vestuario, donde las modelos se visten de las nuevas colecciones, y además hay un departamento de belleza de L’Oréal en el propio recinto del backstage, donde se suelen peinar y maquillar.

Zona de maquillaje

últimos retoques a una modelo antes de desfilar

-¿Cómo son los modelos cuando salen de la pasarela?

Ese es uno de mis momentos favoritos, cuando los modelos ya están casi a punto, los maquilladores les dan los últimos retoques y los diseñadores las supervisan terminando de colocarles las nuevas prendas. Es un momento muy especial, porque eres testigo de ese nerviosismo que recorre las mentes y los cuerpos tanto de modelos como de los propios diseñadores, esperando obtener la reacción del público en los siguientes minutos.

-¿Cuál ha sido tu desfile favorito y por qué?

Esa es una pregunta difícil (risas) Desde la fantasía y mundo de color que María Escoté nos presentó en su pasarela de arco iris, hasta la sobriedad y elegancia al máximo exponente a la que Hannibal Laguna nos tiene acostumbrados, pasando por ese maravilloso paraíso asiático que Jorge Vázquez plasmó en su colección. Pero si tuviera que quedarme con uno, este sería el desfile de Ana Locking, por su colección de estilo classy pero con un toque macarra, que no dejó a nadie indiferente.

– Has tenido la suerte de vivir el desfile desde dentro y desde fuera ¿qué se pierden los que están sentados fuera que tú has visto este año participando desde el interior del desfile?

Bueno, generalmente cuando uno tiene invitación de público no puede ir al backstage, que como ya he mencionado antes, es una experiencia bastante enriquecedora para saber cómo se gestiona un desfile y su preparación. Luego también, claro está, sin invitación expresa para entrar al Kissing Room tampoco se puede acceder a él, y dado que yo formaba parte del equipo de prensa, pasarme un rato a tomar un gin tonic rápido era uno de los privilegios de los que podía disfrutar. Asimismo, acceder a los talleres de los propios diseñadores e interactuar con ellos para que fuesen entrevistados en el programa es otra de las cosas que como parte del staff he podido disfrutar.¿Cuáles han sido las tendencias más claras para la próxima temporada?

La bota de media caña ha sido una apuesta clara por bastantes diseñadores para el próximo otoño/invierno. También ha habido una cierta tendencia a dos colores clave: el rosa palo y el verde aguamarina. Pero principalmente, esta edición ha estado caracterizada por ser muy colorista, respecto a otras ediciones anteriores y teniendo en cuenta de que estamos hablando de otoño/invierno, periodo en el que es más usual por parte de los diseñadores utilizar colores más neutros.Algo que te haya llamado la atención especialmente.

Algún que otro outfit que se veía por el Cibelespacio… (risas).

– ¿Crees que el trabajo de diseñadores y modelos está poca valorado en la sociedad? 

Si bien puede no ser una labor tan reconocida como otras de nuestra sociedad, lo cierto es que hay muchísimo trabajo de por medio. Los diseñadores se pasan meses y meses confeccionando sus colecciones, investigando en nuevos materiales, innovando, y el resultado de todo ello, especialmente si hablamos de costura, es auténticas obras de arte.

– Estamos asistiendo a muchos cambios en esta industria, uno de ellos relacionado con las características de los modelos: tallas más grandes, modelos con discapacidades o moda unisex con modelos andróginos. Pero ¿consideras que estos cambios están siendo bien aceptados por la gente en general?

Creo que si tantas marcas están realizando estas innovaciones, como Mango con la línea Violeta de tallas grandes, o Zara con la nueva línea unisex, será porque realmente existe un público que clama por ellas. Al final la moda, desde los pequeños diseñadores hasta los grandes almacenes, se basa y se centra en las ventas, por lo que es esencial mantener contento a los compradores potenciales.

-¿Qué crees que tiene de especial la Madrid Fashion week frente a la de Nueva York o la de Londres?

Bueno, si bien la MBFWM es mucho más escueta en términos de número de desfiles y diseñadores participantes, la calidad de lo que se crea es realmente buena. Creo que sería interesante que se produjese un encuentro más logrado entre moda e industria en nuestro país, ya que ello aportaría numerosos beneficios económicos y creativos.

Photocall

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el contenido? ¡Suscríbete a nuestra newsletter semanal!






Sobre el autor del artículo

Añade un comentario nuevo